Inicio Entrevistas Entrevista con Bertha Armiñán Linares, la diva del folclor en Santiago de Cuba.

Entrevista con Bertha Armiñán Linares, la diva del folclor en Santiago de Cuba.

Escrito por Maritza Mora Ochoa.

www.cultstgo.cult.cu

Hablar con ella es introducirse en la piel del movimiento folclórico de la ciudad de Santiago de Cuba. Es una mujer atenta, sencilla, asequible. Tiene un rostro sui géneris, una voz peculiar. Faltaban dos números en su ensayo, y sólo después, en el descanso de los músicos, conversaría conmigo.



Bertha Armiñán cumple medio siglo de labor artística. Su historia es la misma del Ballet Folclórico Cutumba, al cual pertenece desde su fundación. Ella representa una página de entrega para a su ciudad, el país y el mundo.


¿Qué siente después de medio siglo de entrega?

“Una gran satisfacción porque en estos cincuenta años de labor artística he logrado la mayor parte de mis objetivos. Ello quiere decir: entregarme al público y dar mis conocimientos a aquellos que lo han necesitado. Eso hace que me sienta bien porque he visto el resultado de quienes han venido a mí y para los cuales he trabajado”.

Cincuenta años hace que uno se remonte al Conjunto Folclórico de Oriente, nacido después del triunfo de la Revolución del primero de enero de 1959. ¿Qué recuerda de esos primeros años?

“El 2 de abril de 1959 se conforma esta agrupación, pero con el nombre de Cantos y Toques de Oriente. Cuando realiza la gira al Primer Festival de Obreros y Campesinos, el 2 de abril de 1961, y toma el primer lugar en agrupaciones es que pasa a la categoría de profesional y toma el nombre de Conjunto Folclórico de Oriente”.

Muy jovencita...

“Por supuesto...Empecé a los quince años y celebré los dieciséis en una actividad. Eso fue muy lindo, para mí es un orgullo”.

¿Cuáles fueron los primeros espacios de la ciudad donde se presentó con el Conjunto Folclórico de Oriente?

“La primera función se realizó el 17 de junio de 1960, en el Ayuntamiento, frente al Parque de Céspedes. Posteriormente nos presentamos en los altos del Hotel Casagranda. Y empezamos a hacer los recorridos por todos los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), que estaban recién constituidos.

“Nos presentábamos a la gran artista Silvina Fabars, del Conjunto Folclórico Nacional. Ella cantaba con el grupo de trovadores Flores de Cuba y nosotros nos presentábamos como folclórico”.

¿Desde su primera juventud fue la voz?

“Yo me inicio como cantante y bailarina, realizaba las dos funciones, parecía una ‘loquita’. Era puntera del cuerpo de baile, es decir, la guía. Esto sucedió durante veinte años, hasta 1979.

“Estando en Argelia le digo a Antonio Pérez, director de la agrupación en ese momento: ‘Antonio, aquí no sigo más como bailarina'... dejo el tabloncillo y nada más me dedico al canto. Le explico que no había necesidad de que yo hiciera ambas labores porque había otras muchachas. Y aceptó”.

A partir de ese momento, Bertha Armiñán tuvo nuevas responsabilidades, entre ellas impartir clases como profesora de canto y danza. Por ello nunca dejó de bailar. También asumió las clases en los diferentes talleres para bailarines de Suiza, Alemania y otros países.

“Siempre he seguido activa, nunca he dejado de bailar. A veces estoy cantando y de pronto dejo el micrófono y comienzo bailar.

Bertha Armiñán es una especie de raíz, de madre, entre las agrupaciones folclóricas de Santiago de Cuba...

“Mira, hubo una época, hablo de los años 1994 y 1995, que se me da la tarea de supervisar las distintas agrupaciones de aficionados, para ayudarlas artísticamente, alimentarlas. Con mucho gusto trabajé con el grupo de Tony Prats, Abure Eyé y otros. A veces los citaba a mi casa para que recibieran lo que necesitaran.

Con el Ballet Folclórico de Oriente, ya después de estar en el Cutumba, hubo la necesidad de que cantara con ellos en una gira por La Habana, y lo hice. Siempre que haya necesidad de que yo aporte, allí estaré, porque yo soy arte, música y recordación.

Muchos le dicen la diva...

“Algo que no merezco, porque hay otras personas que reúnen cualidades para este nombre. Pero, bueno, yo lo acepto”.

Un mensaje...

“Decirle a las nuevas generaciones que entran hoy en las distintas agrupaciones, que pienso que no sólo deben integrarse, sino entregarse y darlo todo. Yo entré a la agrupación en 1959 y mi primera gira hacia el extranjero, fue a los 20 años de trabajo. “Eso no dio pie a que mi ánimo decayera, no dejé de hacer mi trabajo con la misma voluntad y entrega.

“Con poco o mucho público, con diez personas o con dos, siempre he sido la misma. El artista debe entregar al público lo que este merece, que es lo mejor de uno. Hay que tener disciplina, de ella depende la felicidad de una persona como uno”.

 

 

BERTHA ARMIÑÁN LINARES, Nacida el 22 de julio de 1943, en Santiago de Cuba.

Se ha desempeñado como bailarina y cantante folklórica. Actualmente se mantiene como voz principal del Ballet Folklórico Cutumba, es una de la voces más rica del folklor cubano. Introdujo en Cuba la danza francohaitina GAGA conjuntamente con los cantos de la rumba francesa. Ha recibido la distinción “Raúl Gómez García y la Placa Hosé María Heredia". Ha realizado innumerables giras y participado en numerosos festivales nacionales e internacionales. Es una de las más destacadas voces del folklor cubano de reconocido prestigio en Cuba y en el extranjero. Miembro de la UNEAC y del grupo de Expertos de las Artes Escénicas en la Provincia. Ha sido invitada por instituciones de otros países a impartir talleres de canto y bailes folklóricos y populares.

 

 


Tel.: (054) 15 5749-6316 - E-mail: cubadance@gmail.com / tumbaodanza.com.ar, tumbaocuba.com.ar y tumbaocuba.com -Todos los derechos reservados - 2012